Buscar
  • Camila Bennett

ETAPAS...algo nuevo

Actualizado: ene 20

Cada día algo nuevo comienza, cada día es diferente, cada hora, cada minuto… es algo nuevo, un momento que se presenta por primera y única vez.

Así cuando empezamos un nuevo año solemos plantearnos cambios y nuevos objetivos… a mí se me junta con un año más de vida (cumplo años el 1 de enero)… me gusta revisar, a ser posible junto a mi familia, aquello que fue especial en el año que ha terminado, esos detalles que me hicieron crecer, lo que me hizo reír, llorar, emocionarme… Y también curioseamos y nos preguntamos sobre todas las cosas que queremos en nuestras vidas en el nuevo año que empieza.


Cambios que queremos hacer en nosotros, en quiénes somos y lo que construimos en nuestras relaciones. Nos planteamos objetivos como ir al gimnasio, nuestra alimentación, a qué destinaremos el tiempo libre… Y para nuestras relaciones solemos plantearnos viajes, tal vez pasar más tiempo con quiénes queremos, compartiendo actividades, por ejemplo, buscamos cosas que nos permitan cambiar, mejorar, llevar a otro nivel nuestra relación en pareja o con nuestros hijos o seres queridos.


Hay etapas en nuestras vidas que van a velocidades demasiado rápidas y que no nos permitimos disfrutar… cuando llegamos a un lugar, ya estamos casi al instante pensando en el siguiente… y tal vez no disfrutamos del lugar al que llegamos y en el que tanto ansiábamos estar. No nos permitimos sentir ese momento de nuestras vidas y vamos con nuestras mentes y emociones directamente a la siguiente etapa, como si huyéramos de sentir, de disfrutar…

Creo que deberíamos disfrutar más del camino, de lo que vivimos y sentimos cuando estamos yendo hacia el destino buscado o hacia el objetivo planteado. No nos permitamos llegar sin saber cómo… ¡Disfrutemos de este nuevo año y de nuestros retos a cada momento!No esperemos al 31 de diciembre para pensar en el año transcurrido.


Vivamos cada día.

Vivamos con intensidad al llegar a algún lugar, a la meta, o al conseguir algún objetivo… Sintámonos felices con nuestro logro antes de empezar con lo que sigue. Demos espacio en nuestra vida al regocijarnos con lo conseguido, un espacio a ser curiosos con lo aprendido en el proceso, un espacio para reconocer aquello que nos hizo sentir y reconocer las emociones surgidas en el camino y al finalizar.

Celebremos cada final de etapa de forma especial.


Yo me permití en las fiestas navideñas estar y vivir cada momento… porque cada momento, cada instante es irrepetible. Cuando estamos presentes en cada momento las personas que nos rodean lo notan, lo sienten, lo agradecen…


Disfrutemos de este nuevo año, de nuestros nuevos retos tanto personales como los conseguidos por nuestras familias y parejas y hagámoslo en cada etapa, en cada instante…


0 vistas

© 2019 created by José Luis Bermudez