Buscar
  • José Luis Bermúdez

Cómo se manifiestan nuestros valores en nuestra relación de pareja

Actualizado: feb 7

¿Cuáles son los valores en los que basamos nuestras relaciones?


Damos por sentado que vivimos nuestras relaciones compartiendo valores de forma implícita con los otros, pero esto no siempre es así.

Podemos evidenciarlo, al surgir conflictos cuando percibimos que algunos de nuestros valores profundos están en riesgo, reaccionando de diferentes formas a lo que esté pasando.

Muchas veces las relaciones se estancan cuando la conexión a través de los valores no está funcionando; Y al igual que las aguas que no circulan empiezan a oler desagradable, cuando alguno de los participantes en la relación renuncia a vivir en congruencia con los valores que constituyen su identidad, llegando a la resignación y renunciando a tener voz manifestando lo que piensa y siente, esta situación en algún momento emerge de forma inesperada con consecuencias que llevan a la ruptura y el distanciamiento.


Siguiendo esta línea de pensamiento, cuando las relaciones están descompensadas, me atrevo a afirmar que aparece la tolerancia como dinámica para eludir y postergar los conflictos, lo que implica también cierta forma de renuncia a ser consecuentes con nuestros valores y deseos.


Entonces, cuando pensamos en la pregunta anterior, ¿qué respuesta nos damos?

Muchas veces escucho como respuesta que el amor, la generosidad, la honestidad, la integridad, la transparencia y la lealtad son ingredientes fundamentales para que las relaciones se consoliden y perduren en el tiempo. Sin duda estos ingredientes son parte de cimientos sólidos para todos cuando los compartimos.


No obstante, mirando en retrospectiva me gustaría resaltar tres valores que desde mi punto de vista, hacen que las relaciones puedan evolucionar en el tiempo, facilitan nuestro aprendizaje y el crecimiento de nuestra conciencia como personas.


  • El primer valor es la libertad, para pensar y comportarnos de acuerdo con nuestra voluntad. Concebida como la ausencia de opresión. Compartir la libertad como valor, nos permite no tener que resistir al entorno tratando de protegernos; y en las relaciones se manifiesta desde la profunda aceptación del otro tal y como es para que pueda manifestar todo su ser sin restricciones.


  • El segundo valor es el respeto, que nos permite considerar y valorar al otro teniendo en cuenta todas sus diferencias. Se trata de reconocer al otro en la relación tal cual se manifiesta generando el espacio y el contexto en el cual se pueda expresar con plenitud.


  • El tercero y muy relevante es la compasión, que nos hace más humanos y sensibles a las experiencias de los otros. Desde mi perspectiva es más que una emoción frente a algo que estoy observando. Representa la capacidad de percibir como los otros viven lo que está sucediendo y poder empatizar con ellos para acompañarlos en su proceso sin juzgarles.

Sin estos tres ingredientes en nuestras relaciones nos limitamos para poder evolucionar, a fin de alcanzar otros niveles de conciencia, en el cual todos podemos disfrutar del fluir con plenitud y sin restricciones.


Teniendo en cuenta estas reflexiones, os invito a pensar sobre los valores que deseamos honrar en nuestras relaciones en cada momento. De esta forma podremos nutrir los comportamientos saludables en nosotros mismos y también en los otros.


Se trata finalmente de construir reglas de juego claras para todos en la relación, creando certeza y contrastando nuestras suposiciones.


0 vistas

© 2019 created by José Luis Bermudez